lunes, 19 de noviembre de 2012

CÓMO DAR EL PECHO (parte II): AGARRE DEL BEBÉ.

Continuando con la entrada anterior, y una vez encontrada aquella postura en la cual la madre está cómoda y el bebé tiene un buen acceso al pecho, entonces se produce el enganche y comienza la succión.
Este paso es muy importante, pues un mal enganche puede significar dolor, grietas, ingurgitaciones, mal vaciado y pérdida de peso en el bebé.

El buen agarre se facilita cuando el bebé está girado hacia la madre con su cuerpo en línea recta (sin girar la cabeza a un lado), la cara mirando hacia el pecho y la nariz a la altura del pezón. El pezón no tiene la finalidad de proporcionar leche, de eso se encargan las mamas. El pezón existe para facilitarle al bebé el enganche, para que sepa dónde buscar el alimento, y para que la succión sea más efectiva. Por esta razón un pezón plano o invertido no es necesariamente un problema para lactar. Podrá ser más complicado que el bebé se enganche, pero se conseguirá la lactancia si se tiene paciencia y se busca ayuda.

Para un buen agarre, entonces primero buscamos una postura cómoda. Una vez el bebé esté bien colocado, la madre puede estimular al bebé para que abra la boca rozando sus labios con el pezón y a continuación, una vez que su boca está bien abierta, se le acerca suavemente hacia el pecho y NO al revés ( acercar el pecho al bebé).

Hay que evitar acercar al bebé empujando su cabeza con la mano, ya que el bebé de forma refleja la empujará hacia atrás apartándola del pecho. El bebé se agarrará mejor si se le acerca desde abajo, dirigiendo el pezón hacia el labio superior como sale en el dibujo de la izquierda, de manera que el bebé alcance el pecho inclinando la cabeza ligeramente hacia atrás. Con esta maniobra, la barbilla y el labio inferior tocarán primero el pecho mientras el bebé tiene la boca bien abierta (ver dibujo). La intención es que el bebé introduzca en su boca tanto pecho como le sea posible y coloque su labio inferior lejos del pezón, en la base de la areola.

Cuando el agarre es adecuado, el labio inferior queda muy por debajo del pezón y cubre gran parte de la areola con su boca bien abierta. Los labios deben estar evertidos (hacia afuera).

Hay mamás que tienen el pezón más grande o la areola más ancha, y en cada mujer la boca de su bebé cubrirá una superficie diferente, pero es importante que:

- la boca esté bien abierta
- la cabecita un poco inclinada hacia atrás
- la areola se vea más por arriba que por debajo de su boca
- los labios esté doblados hacia afuera
- las mejillas redondeadas
- el pecho redondeado
- el mentón del bebé toca el pecho

Un buen agarre implica que el pezón queda en la parte posterior de la boca del bebé, por lo que no debe sentirse dolor ni siquiera cuando la madre tiene grietas.

Es bastante complicado conseguir al 100% un buen agarre. Yo aun a veces siento alguna molestia porque se engancha mal, pero enseguida lo corrijo. Tómate tu tiempo, si se engancha mal, quítale el pecho (metiendo el dedo meñique por la comisura de la boca para quitar el vacío primero) y vuélvelo a intentar.

ÁNIMO, CUANDO LO CONSIGUES, DAR EL PECHO SE VUELVE ALGO TOTALMENTE RELAJANTE PARA AMBOS. 

MAL AGARRE (IZQ) / BUEN AGARRE (DCHA)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada